40 Años contribuyendo con la educación - Museo de los Niños de Caracas
1370
post-template-default,single,single-post,postid-1370,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

40 Años contribuyendo con la educación

40 Años contribuyendo con la educación

Un día como hoy -5 de agosto- con la presencia del Presidente de la República y del Arzobispo de Caracas, se puso al servicio de los niños del país un lugar diferente, novedoso, donde vendrían a jugar, divertirse, investigar y…. aprender!: el Museo de los Niños de Caracas.

Este es un cumpleaños importante: ¡40 años! Contribuyendo con la educación, ayudando a los niños a “aprender jugando” los principios de la ciencia, la tecnología, el arte y los valores fundamentales de la sociedad.

Los años han pasado, muchas cosas han cambiado en el mundo y en el país; los niños se han vuelto más curiosos, si se puede decir así.  El ritmo del cambio es más intenso, pero el Museo de los Niños de Caracas se ha mantenido fiel a sus objetivos y –-muchas veces contra viento y marea- ha cumplido su misión:

 

  • son millones los niños que han interactuado con sus exhibiciones, disfrutando del Museo.

 

  • son miles los jóvenes que, como Amigos Guía, han colaborado con los visitantes para hacerles más grata su visita. Muchos de ellos han descubierto su vocación en el Museo.

 

  • los docentes lo ven como una herramienta de apoyo a su trabajo de transmitir conocimientos.

 

  • y los padres, interesados en ayudar a sus hijos a prepararse para el futuro, encuentran en el Museo un soporte para abordar temas que han olvidado o que –a veces- resultan difíciles de explicar.

 

Desde los inicios, en 1982, el Museo ha funcionado como una institución educativa no formal, implementando experiencias basadas en los intereses y necesidades de los niños venezolanos. La interacción con las exhibiciones, el “Prohibido no tocar”, es lo fundamental en el Museo, pero su labor ha ido más allá: se publican folletos que contribuyen a reforzar conocimientos, se realizan talleres para los docentes que se convierten en una herramienta de apoyo a su trabajo en el aula y, también, haciendo uso de las nuevas tecnologías se han utilizado las “redes sociales” para llegar al público a través de cuentos leídos todas las semanas transmitiendo conocimientos y reforzando valores; Museíto y su pandilla son “Los Curiosos” que comunican sus investigaciones a los amigos, y la página web www.curiosikid.com  presenta a los niños experimentos que realizan jugando y también que pueden realizar en el aula o en sus casas para descubrir principios científicos y responder a preguntas interesantes. Allí los docentes tienen acceso a los experimentos y pueden utilizarlos para su labor en el aula.

Durante el “receso” obligado por la COVID-19 que impidió las visitas, el Museo de los Niños recurrió a las redes sociales para continuar cumpliendo su misión.

Este nuevo aniversario es ocasión propicia para recordar a nuestra fundadora Alicia Pietri de Caldera, cuyo ejemplo de constancia, tenacidad y dedicación a los niños es motivación para mantener el Museo al servicio de los niños pues, como ella decía, “su mayor recompensa es ver a los niños jugando y aprendiendo en el Museo”. Hoy, estamos seguros de que ella esta complacida al ver que su “séptimo hijo” sigue dando los frutos que ella esperaba y el Museo de los Niños de Caracas es parte de la vida de muchos venezolanos en quienes –de una u otra manera- ha dejado su huella: padres, docentes, jóvenes, niños, que apoyan con determinación la labor del Museo porque SU Museo ha sido importante en sus vidas.

En esta fecha queremos renovar nuestro compromiso de servicio con la sociedad venezolana y pedimos al Señor –a quien agradecemos su ayuda durante estos años- la fortaleza necesaria para seguir trabajando con optimismo y dedicación, a fin de que el Museo de los Niños de Caracas permanezca en el tiempo al servicio de las nuevas generaciones.

 

¡Gracias por compartir en tus redes!